El mundo de Internet y sus curiosidades

Los cambios en nuestro día a día

Autor: Engracia (Página 2 de 3)

El pago por internet

El despegue del comercio electrónico es un hecho. No hay duda de que hubo un tiempo, en los inicios de internet, en los que la reticencia del consumidor era más que evidente y se hacían visibles los miedos a lo desconocido. Sin embargo, hoy en día el consumo online ha aumentado de forma exponencial; se han multiplicado las plataformas de pagos seguros y la confianza de quien compra, lo cual ha resultado indispensable para que el sistema funcione y el mismo vaya aumentado de forma creciente. Dicho esto, en el post de hoy hablaremos de los factores principales de las compras seguras en línea.

Confianza

A pesar de que los datos muestran un cambio de tendencia, bien es cierto que no todo el mundo se fía. Hay estudios que remarcan que los consumidores aún tienen ciertos reparos a la hora de realizar sus compras en las plataformas online. Se habla de que casi la mitad de los usuarios suspenden este tipo de servicios y los ven faltos de confianza. Aún así, debe quedar claro que la venta a distancia, que es lo que hacen los e-comercios no son diferentes, por poner un ejemplo, a lo que ha sido toda la vida la venta por catálogo o por teléfono.

Robo de datos

El principal miedo de los usuarios es el robo de sus datos bancarios; pero es indemostrable que este sistema sea menos eficiente que cualquier otro, sea por teléfono, por catálogo o en viva presencia. Nadie está exento de este hecho, pero el cine, las leyendas urbanas y noticias sobre hackers han acrecentado esta superstición del consumidor, que sin embargo no tienen ningún tipo de fundamento. Cada día un consumidor puede entregar su tarjeta en cantidad de sitios donde se ve expuesto al robo de sus datos, sea una gasolinera, un restaurante, un comercio… y aún así se toma como un medio seguro.

La tarjeta de crédito

Y es éste, el de la tarjeta de crédito el que más suspicacias contrae, pero también el que mayores progresos ha tenido. Cuando se compra con la tarjeta se realizan dos procesos, el de la validación y el de la realización del pago, ambos con protocolos de seguridad similares al de cualquier comercio tradicional. La confidencialidad se lleva a cabo mediante el llamado protocolo SSL, garantiza un alto grado de seguridad en los datos tanto del emisor como del receptor, codificando y salvaguardando la protección de los datos. Además un avance en los últimos años ha sido que los bancos ya han empezado a solicitar la autenticidad del usuario cuando paga con una tarjeta, mediante sistemas propios, lo que añade un plus de seguridad y confianza en el sistema.

Plataformas seguras

Además existen plataformas de pagos seguros, que se han desarrollado precisamente para estos casos, para que de esta manera los pagos se realicen bajo garantía de confianza y seguridad que van encaminados a confeccionar un mapa de consumo que no en mucho tiempo será realidad. Y es que el comercio online y los pagos por Internet serán en un período breve los dominantes en la sociedad. La comodidad, la rapidez y la seguridad son las claves para el desarrollo y la instauración de este hecho, de forma que el usuario tenga confianza en un sistema cada vez más desarrollado y perfeccionado.

¿Cómo crear un diseño web responsive?

Hubo un tiempo en que pensábamos que la gente sólo visitaba los sitios web usando ordenadores de escritorio con pantalla grande. Ese día ya ha pasado. De hecho, ese día ha desaparecido desde hace bastante tiempo.

En los primeros días de diseño web, la mayoría de los sitios web fueron diseñados para las pantallas que se encontrarían con el ordenador de escritorio. En la Web de hoy en día, sin embargo, la amplia gama de dispositivos y tamaños de pantalla que se utilizan para acceder a esos sitios significa que una solución “one size fits all” ya no es viable.

Los sitios web necesitan acomodar pantallas desde las muy grandes a las muy pequeñas con un diseño y experiencia adecuados para cada una. Hay un número de maneras en que un sitio se puede hacer para incluir “soporte móvil”, pero la mejor práctica de la industria es con un enfoque llamado “diseño web responsive”.

Las 3 calidades de diseño web responsive

Responsive Web Design como lo conocemos fue presentado por primera vez por Ethan Marcotte en un artículo publicado por A List Apart y más tarde en su libro “Responsive Web Design”. Ethan definió este enfoque como teniendo tres cualidades distintas:

Un diseño flexible basado en la red. En lugar de tener tamaños de píxeles fijos en un diseño, las áreas de diseño como columnas de contenido se construyen con porcentajes de manera que al mismo tiempo que su tamaño puede cambiar, sus proporciones entre sí se mantendrán.

Imágenes y soportes flexibles – de forma similar, las imágenes y los medios como el contenido de vídeo se pueden clasificar con porcentajes en lugar de anchos fijos de píxeles. Esto significa que las imágenes pueden escalar con un sitio web para diferentes tamaños de pantalla.

Consultas de medios, las consultas de medios permiten que los cambios de diseño se realicen dinámicamente en los sitios cuando se cumplen ciertas condiciones. Por ejemplo, una vez que la resolución de una pantalla cae por debajo de un cierto punto, el contenido presentado en columnas puede ser cambiado en una sola columna con el contenido presentado uno encima del otro.

Con este enfoque, un diseñador web podría desarrollar un sitio web cuyo diseño cambiaría automáticamente en función del tamaño de la pantalla de un visitante.

Una mejora sobre sitios web “sólo móviles”

Antes de la introducción del diseño web sensible, un sitio web separado, “sólo para móviles” fue la solución que muchas empresas recurrieron en un esfuerzo por proporcionar una mejor experiencia de usuario a los clientes que cada vez más recurren a dispositivos móviles.

Si bien este enfoque era mejor que no hacer nada (y entregar la versión de pantalla grande del sitio a esos dispositivos de pantalla pequeña), todavía había muchos inconvenientes en el uso de sitios web sólo para móviles, incluido el hecho de que ahora tenía dos sitios web distintos para mantener. Con un sitio web de respuesta, sin embargo, sólo habría un sitio web para desarrollar y administrar y que el sitio podría acomodar grandes pantallas, pantallas pequeñas, e intermediarias.

El aumento de los dispositivos de tableta mostró que era necesario considerar pantallas de “tamaño mediano”, además de pantallas pequeñas (teléfonos móviles) y pantallas grandes (escritorios).

Mediante el diseño responsivo, el contenido se adapta a la pantalla mientras que existe una alternativa que sería crear numerosas versiones de sitio, cada una dirigida a un tamaño de pantalla general diferente y cada una necesitando ser mantenida por separado.

La mejor práctica de hoy

Inicialmente, el diseño web sensible fue adoptado por los diseñadores web que querían probar este nuevo enfoque en sus propios sitios. De forma lenta pero segura, sin embargo, se ha convertido en una mejor práctica en toda la industria.

Hoy en día, Google lista el diseño web sensible como su enfoque recomendado para el soporte de diferentes dispositivos y tamaños de pantalla. También utilizan el diseño web sensible y la “amistad móvil” como uno de los factores que pesan en su algoritmo de clasificación, por lo que el soporte de dispositivos múltiples no sólo ayuda a los visitantes de un sitio a ser capaz de utilizar una amplia gama de dispositivos y tamaños de pantalla, sino que también tiene un impacto positivo en su ranking general en los motores de búsqueda.

Desafíos

Mientras que el diseño web sensible puede ser una práctica recomendada actual y una forma poderosa de crear sitios web para una audiencia multi-dispositivo, este enfoque viene con algunos desafíos. El rendimiento del sitio web se vuelve más importante que nunca y los elementos del sitio web común como imágenes y navegación tienen que ser reconsiderados con el fin de trabajar eficazmente en un entorno de respuesta.

Efectos de internet

La tecnología sin cables o wifi ha supuesto todo un adelanto en el mundo de internet y los ordenadores. De hecho, casi 11 millones de personas en España acceden a Internet a través de wifi y hay ya unos 200 municipios considerados wireless, lo que supone poder acceder a internet desde cualquier punto sin necesidad de cables. Así las cosas, cabe preguntares si el wifi puede tener algún riesgo para la salud.

El riesgo del wifi, un gran desconocido

Lo cierto es que el wifi utiliza el mismo rango de frecuencia usado por los teléfonos móviles. Y tanto las torres de telefonía móvil como la radiofrecuencia de los móviles emiten radiación, por lo tanto, cabría pensar que las redes wifi también lo hacen. Por otro lado, hay que tener en cuenta que este tipo de redes utilizan una baja intensidad, lo que hace suponer que no tiene por qué producir riesgos para la salud. El problema es que no hay datos claros y concluyentes, es más, hay estudios que aseguran que el uso del wifi puede ser perjudicial y otros que no, como es el caso de la Organización Mundial de la Salud, que no considera que las redes wifi supongan peligro de ningún tipo.

Redes wifi, fuera de los colegios

Lo cierto es que las cosas no están claras, y son tantos los que aseguran que las redes wifi son un peligro como los que tienen claro que no. Sin embargo, si las torres de telefonía móvil no deben estar cerca de los colegios, ¿qué pasa con las redes wifi? Ante la duda, son muchos los padres de alumnos de Gran Bretaña que están exigiendo que se retire el wifi de los colegios en los que estudian sus hijos. Además, el consejo de Europa está estudiando la posibilidad de prohibir tanto los móviles como el wifi en los colegios, debido a las señales electromagnéticas que emiten y que podrían suponer un riesgo para la salud infantil.

Consejos para evitar riesgos

Al parecer, las cosas no están claras y por eso, lo mejor es poner en marcha algunos sencillos consejos para reducir al máximo los riesgos del wifi para nuestra salud, en el caso de que fuera perjudicial. Por ejemplo, nunca hay que trabajar con el portátil sobre las piernas, sino encima de una mesa. Además, lo mejor es colocar el router bastante alejado del lugar de trabajo, manteniéndolo lo más lejos posible de la habitación de los niños. Además, para reducir el número de radiaciones, es muy aconsejable desconectar el wifi durante la noche.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén